¿Se le puede coger manía a un juego o saga?

Manía a juego o saga: Rechazo

La respuesta es un rotundo sí, aunque no todo el mundo lo experimenta o lo hace de una misma forma. En este post os hablaré de mi caso, que puede coincidir o no con los vuestros. Vaya no obstante por delante que en ningún momento se trata, como muchos hacen, de atacar aquello que no me gusta diciendo cosas como “es una basura” u otras lindezas que no vienen a cuento. No, se trata simplemente de exponer los motivos por los que le puedo acabar cogiendo manía a un juego o saga. Aclarado este punto, entremos en materia…

Principales motivos

Estos pueden ser muchos y muy variados: hastío, evolución en la dirección no esperada, saturación, etc. Sea cual sea la razón que nos lleve quizá no a odiar (no me gusta ese término porque, primero, implica un deseo de eliminación que no podemos llevar a cabo y, segundo, que a ti no te guste no significa que no deba gustar a otros) pero sí a rechazar de plano ese juego o saga que a lo mismo nos llamó la atención en un principio.

Yo siempre recomiendo no dejarse llevar por la corriente dominante, la moda o lo que sea que haga que, de pronto, un número cada vez mayor de usuarios navegue en una misma dirección. Y lo hago porque a pesar de que muchos lo hacen por iniciativa propia, no serán pocos los que son arrastrados y se suman al resto solo por no sentirse apartados y marginados.

Es por esto que, más a menudo de lo que creemos, hay quienes se acaban hartando y terminan echando pestes del juego, de la saga, de la compañía y de la madre que los parió a todos. Pero la culpa de su enojo no será de nadie más que de ellos mismos por no haber sabido obrar con criterio propio, algo que por desgracia no abunda todo lo que debería en este mundillo o incluso a nivel de la propia sociedad.

Muy bien, pero ibas a hablarnos de tu caso…

Y a ello voy a continuación pero no estaba de más una introducción en la que, seguro, más de uno os habéis visto reflejados. En lo que a mi larga (que no extensa) experiencia con los videojuegos se refiere, son muchos los títulos que nunca me han gustado. Algo normal por otra parte pero, ¿qué hay de esos que, además, se acaban rechazando por factores externos? Pues de eso es de lo que voy a hablar…

Imagino que todos o la mayor parte de los juegos que voy a nombrar pueden hacer que muchos se echen las manos a la cabeza o, al menos, que se asombren de que mi reacción hacia ellos sea la que es. Voy a comenzar hablando de los más recientes, luego después ya mencionaré otros más antiguos…

“Sonic Mania” y “Streets of Rage 4”

Manía a juego o saga: Streets of Rage 4 - Sonic Mania

Dos nuevas entregas de sendas sagas de gran éxito que siguen, a día de hoy, teniendo una gran cantidad de seguidores. Dos juegos que han dejado, a ojos de la crítica y de los fans, el listón muy alto. Pero, a su vez, son dos títulos que he terminado casi aborreciendo no solo porque no hayan resultado ser de mi agrado sino por otros motivos que expondré a continuación.

Empezaré por el “Streets of Rage 4”. Ya desde el primer momento de su anuncio no me gustó su estilo gráfico. De acuerdo, es una percepción totalmente subjetiva pero este rechazo al aspecto visual hace que no pueda disfrutarlo como me gustaría. Es una pena porque el juego en sí no está mal, aunque sigo pensando que está por detrás de los dos primeros. El caso del “Sonic Mania” es un poco diferente. No termino de conectar con él y eso que no solo lo he jugado sino que lo logré acabar. De milagro, eso sí, y ya tuve bastante con esa única vez.

Pero acabé harto de ambos por culpa del aluvión de comentarios acerca de sus excelencias que se produjo durante semanas y que terminó por agotarme hasta el punto que, en el caso del “Sonic Mania” acabé, valga la redundancia, cogiéndole manía no solo al juego sino al propio Sonic, que ya me diréis qué culpa tiene el pobre. Por fortuna, no me ha sucedido lo mismo con la saga “Streets of Rage”. Intenté en ambos casos abstraerme pero eso es algo muy difícil de conseguir, sobre todo si haces un uso regular de las redes sociales y tus contactos son gente que, como tú, está metida en este mundillo…

Hay cosas con las que no puedo…

Por ejemplo, que todo el mundo comience a hablar de un juego de manera masiva es algo que me supera sobre todo porque sé que existe mucha manipulación. Dicho de otro modo, que lo que se expresa no siempre es lo que se siente sino lo que los demás esperan leer. Además, la saturación de información es algo que no llevo nada bien y, de hecho, fue lo que me llevó hace un tiempo a dejar de lado todo: blogs, redes, y casi casi los propios videojuegos. Por eso, cuando se da la situación no es raro que le acabe cogiendo manía al título en cuestión. Cierto es que no es algo que me pase siempre pero sí bastantes veces, más de las que me gustaría…

Por esta razón es por la que evito acercarme a determinados juegos o sagas de renombre, independientemente de su calidad. “Call of Duty”, “Metal Gear Solid” (aunque aquí podría meter todo lo del señor Hideo Kojima, al cuál no trago por culpa de los medios y los fans más acérrimos que han endiosado su imagen), “Assassin’s Creed” o “Grand Theft Auto” serían solo algunos de los ejemplos más claros en este sentido. Hay otros juegos y sagas también muy conocidos pero no generan en mí ese sentimiento de agobio o no lo hacen con idéntica fuerza e intensidad.

Me gustaría mencionar el caso de Bioware, compañía que siempre ha ostentado una gran fama gracias a títulos como “Knights of the Old Republic”, “Jade Empire”, “Dragon Age” o “Mass Effect”, por algo muy curioso, a la par que triste, que me ocurre con ellos. He podido probar la mayoría pero siempre con idéntico resultado: me duermo jugándolos. Pero literalmente, no estoy exagerando en absoluto. Por eso, si bien no puedo hablar de manía en este caso, sí que ya rechazo cualquier juego que hagan porque su estilo no va nada conmigo, al menos en lo que al género de rol se refiere.

Rizando el rizo

Manía a juego o saga: GOW Judgment

Cogerle manía a un juego o saga que no te gusta puede ser (o no) hasta cierto punto comprensible pero… ¿y cuándo te sucede con algo que en su momento sí disfrutaste? ¿Qué ocurre con aquello que ayer te lo hizo pasar bien pero de lo cual hoy reniegas? Pues de esto último también puedo citar ejemplos y los más recientes que me vienen a la mente son “The Elder Scrolls V: Skyrim” y el de la saga “Gears of War”, de la cual completé la trilogía original y, más recientemente, el “Judgment”.

En lo referente a la obra de Epic, no he llegado a cogerle manía pero sí que me ha terminado cansando, por lo que ya no tengo la menor intención de volver a jugarla en el futuro. De hecho, al igual que me sucediera con el mencionado “Sonic Mania” y a pesar de que no me gusta nada hacerlo, me forcé a completar “Judgment” porque no me apetecía lo más mínimo. Por otra parte, al juego de rol de Bethesda sí que le llegué a echar muchas horas pero a día de hoy ya no me dice nada e incluso me tiene ya un poco quemado con tanta “nueva” versión que está saliendo al mercado. Veremos si ello no hace que acabe mandando a paseo la próxima entrega antes incluso de saber nada de la misma…

Con los juegos de fútbol en general y la saga “FIFA” en particular la situación es distinta porque, con los años, lo que he terminado aborreciendo es el deporte en sí mismo en su vertiente más mediática, que es la que se busca reproducir en los juegos. De ahí que a pesar de llevar ya mucho tiempo esperando que salgan alternativas más alejadas de ese concepto, mi desazón es tal que incluso cuando aparecen en el mercado apenas les presto un mínimo de atención. Disfruté de ellos en el pasado pero dudo mucho que vuelva a hacerlo.

Y lo mismo puedo decir de los simuladores de carreras de coches. Me encantaron en su momento “Gran Turismo 3: A-Spec” y el ya inencontrable “Sega GT 2002” y jugué a varias entregas de la saga “Forza Motorsport” pero con el paso del tiempo veo que cada vez se parecen más unos a otros en su contenido. Ello ha terminado por alejarme de esta clase de juegos y no importa cuan buenos sean porque ya me aburren todos, algunos de inicio, otros a medida que voy avanzando.

Sé que no soy el único que vive cosas así

Otra cosa es que haya más gente dispuesta a hablar de ello aunque cada uno tendrá sus motivos para hacerlo o no. En mi caso utilizo este medio que es mi blog para expresar mis ideas libremente, con respeto, como hice (creo) con el post que dediqué a Nintendo y cuyo contenido podría haber entrado perfectamente en este escrito si no fuera porque tampoco era plan de volver a “abrir heridas”. Aquello ya se dijo y no hace falta volver a comentarlo.

Me he dejado cosas en el tintero porque, a la broma, este va a ser muy posiblemente el post más largo de cuantos he redactado hasta la fecha en Retroactual. Además, tampoco quiero ponerme muy pesado con el tema, que sé que sois muchos los que tenéis vuestras historias con según qué juegos y si continúo hablando de ello voy a hacer que al final terminéis por cogerme manía a mí.

Aun así os animaré a compartir conmigo y con mis lectores vuestras experiencias a este respecto porque muchas veces callamos solo para no ofender pero no lo hace el que quiere sino el que puede. Y sé que quienes me siguen están muy por encima de todo eso, que son gente con muy buen criterio y que, como yo, también han vivido cosas como las que he descrito. Ahora solo falta que las quieran contar.

Pero bueno, no todo va a ser negativo…

Porque no me gustaría dejar la impresión de que siempre rechazo, por un motivo u otro, todo aquello que no me gusta. Tampoco es eso pero claro, una cosa es dejar de lado ciertas cosas, no prestarles atención y otra muy distinta llegar casi a aborrecerlas, que es lo que me ha ocurrido con los juegos mencionados y muchos otros. A pesar de todo, intento mantener la mente abierta sino ya en lo que respecta a probar cosas nuevas (que lo hago pero no con demasiada asiduidad), sí hacia la posibilidad más o menos remota de que algo en el futuro me haga cambiar de opinión. Porque hoy pienso así pero mañana… quien sabe.

Deporte, videojuegos, blogs y mucha nostalgia (tal vez demasiada)...

4 thoughts on “¿Se le puede coger manía a un juego o saga?

  1. Pues nuevamente, coincido bastante con tu opinión. A mí tambien me ha pasado eso de cogerle cierta “manía” a cosas que están de moda. No sé si por llevar la contraria o qué, pero cosas que están en boca de todos terminan por “darme en el rostro”. De esa manera, terminé cogiéndole bastante tirria a cosas como los citados Call of Duty, FIFA’s y demás movidas a las que suele jugar la gran mayoría de gente.

    No pretendo con esto ir de moderno o alternativo (aunque sienta cierta atracción por bizarradas, títulos marginales y cosas en muchas veces mediocres xD), pero entiendo tu punto de vista. El fenómeno de las redes y de la prensa hace mucho, todo sea dicho.

    En cambio, a diferencia de ti, no suelo renegar de cosas que en su día me gustaron. Por ejemplo, en su día disfruté mucho de la saga GTA, pero a día de hoy, no es que no me guste, pero lo veo orientado a un tipo de público que juega de una manera totalmente distinta a la mía.

    Lo que lamento leer es que no te gustasen ni Sonic Mania ni Streets of Rage 4, precisamente son dos juegos que tengo pendientes en la estantería y a los que les tengo muchísimas ganas. Espero que no me pase como a ti xD Aunque todo sea dicho, a mí el aspecto gráfico de SoR4, tampoco me hace tilín… aunque bueno, esto me pasa con casi todo lo que ahora llama HD 2D. Ya veré cuando me ponga con ellos.

    ¡Buen artículo como siempre, Emilio!

    Un saludo.

    1. Podría decirse, por decirlo de una manera resumida, que somos tú y yo jugadores de un perfil similar. Yo tampoco voy en ese plan, simplemente es así, me nace y no puedo evitarlo. Ha sido así siempre y por ello me he perdido “grandes juegos” pero también he conocido otros que, de haber seguido la corriente, jamás habría jugado y disfrutado.

      Y tengo que decir que no me gusta nada ni el hecho de sentir rechazo hacia aquello que un día me gustó ni, como ha sido el caso, hacia dos juegos que en sí son buenos pero por culpa de la saturación que me produjo el fanatismo de la gente ahora me cuesta mucho incluso verlos. Quizá con el tiempo logre superarlo…

      Gracias por pasarte y compartir tu experiencia, Suso. Saludos.

  2. Como todo en la vida, hay opiniones y opiniones, cada uno tiene la suya, además de que es libre de jugar como quiera o a lo que quiera, por lo que nadie debería discriminar tu opinión o tus gustos, porque no existe una sola forma de ver las cosas o consumirlas.

    Respecto a juegos que les cogí manía, el propio Sonic que comentas, jamás lo termine, por no poder adaptarlo a mis necesidades y me dio tirria repetirlo todo una y otra vez, y con ese juego, mucho más, la saga Gears, tampoco me gusto mucho nunca y así con un montón de obras más. Ya depende de cada uno si aparcarlo todo ahí o coger distancia y volver más adelante para darle una nueva oportunidad. Yo así disfrute Kingdom Come por ejemplo, Minecraft, Metal Gear Rising y la propia Wii xDDD. Al final también es una cuestión de momento y perspectiva, por lo que odiamos hoy, nos puede gustar mañana, por lo que bajo mi punto, es mejor nunca cerrarse puertas, al menos, no en un inicio.

    Gran entrada y un saludo Emilio ^^

    1. Ya lo digo al final del post: hoy pienso así pero mañana puedo cambiar de opinión si me reencuentro con algo de lo que ahora rechazo. A día de hoy esa es más o menos mi situación con respecto a los títulos mencionados pero, insisto, todo puede cambiar. Al final, como bien dices, se trata de disfrutar de lo que a uno le gusta y como le gusta. No hay más…

      Gracias como siempre por pasarte y comentar, Spiegel. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top