Los exclusivos y su futuro

Exclusivos futuro: siluetas logotipos

Los videojuegos exclusivos siempre han sido una constante en el mundillo, especialmente en consolas donde inclinaban la balanza en una u otra dirección dependiendo de la calidad de los mismos y nuestras preferencias personales. No obstante, desde hace un tiempo no son pocos los que han ido apareciendo en PC y ello ha hecho que muchos cuestionen si siguen siendo tan importantes. En este artículo trataré de exponer mi punto de vista sobre los títulos exclusivos, cómo se está modificando la percepción que se tiene sobre ellos y su posible futuro…

Para destacar hay que tener algo “especial”

Es una máxima que cualquier persona entiende de inmediato porque si todos fuéramos iguales o pudiésemos hacer lo mismo, nadie destacaría sobre el resto. La historia rebosa de ejemplos de personas que sobresalieron porque poseían un conocimiento o unas habilidades “exclusivas”, a veces a un nivel tan alto que nadie más las podía igualar. Y con todo lo que consumimos, entre ello los videojuegos, sucede exactamente igual

He escuchado muchas veces el discurso de aquellos que abogan por la desaparición de las exclusividades. Piensan, con buena intención eso sí, que cuanta más gente pudiera disfrutarlas, mucho mejor sería. Pero olvidan que son estas exclusividades las que dan sentido a la existencia de una variada oferta de servicios y/o sistemas. De lo contrario, con un solo proveedor sería suficiente…

Y precisamente para impedir que pudiera aparecer alguien que hiciera y deshiciera a su antojo ante la falta de competencia, es bueno que haya algo “exclusivo” que empuje al usuario a elegir, siempre y cuando su economía no le permita tenerlo todo, claro está. Pero eso es otro cantar…

Echando la vista atrás

Para comprender mejor la importancia que siempre han recibido los títulos exclusivos de un sistema concreto es buena idea remontarse al pasado siglo para analizar algunas de las cosas que se podían ver en este sentido. Por aquel entonces, si hablamos de consolas, cada compañía nutría de juegos propios a sus respectivas máquinas. Pero había además un matiz, y es que no fueron pocos los títulos que mostraban diversas diferencias según el sistema para el que fueran lanzados por lo que, en cierta forma, también estos, aunque fueran de terceras compañías, se convertían en exclusivos.

Otro ejemplo de exclusividad lo teníamos en el PC, pues en esa época era la plataforma reina en géneros como las aventuras gráficas, la estrategia en tiempo real o los simuladores de vuelo por citar los más relevantes. Muy pocos juegos de cada uno de ellos acabarían viendo la luz en consolas debido principalmente, más que a la necesaria potencia de proceso lógico y visual, a la extrema complejidad de su manejo, en el que un teclado y ratón se hacían imprescindibles. Algo muy parecido sucedió durante varios años con el apogeo de los títulos de disparo en primera persona.

El panorama actual de los exclusivos

Ahora todos los géneros están presentes tanto en consolas como en ordenador pero este último lleva un tiempo beneficiándose de la llegada de títulos antaño exclusivos de las primeras. Se habla de la pérdida de dicha exclusividad pero mientras un juego de una consola concreta no vea la luz en otra de la competencia, todavía podremos referirnos a él como exclusivo, eso sí, dentro del ámbito de las consolas.

Pero el tema es más serio de lo que puede parecer en principio porque hay quienes ven en la llegada de exclusivos de consola al ordenador un paso más hacia la desaparición de las consolas. Y lo cierto es que si a la pérdida de exclusivos sumamos otros factores como la más que segura expansión de los servicios en la Nube durante los próximos años, todo ello hará que dentro de un tiempo no sean necesarias.

La inevitable muerte de las consolas

No, el futuro no pinta nada bien para unas máquinas que durante los últimos años han ido evolucionando al son que marcaba el PC. De ahí que no solo su arquitectura interna sea ya tan similar a la de un ordenador sino que, además, se las ha “agraciado” con muchos de los “vicios” vistos en ordenador: parches, contenidos adicionales (oficiales o “mods”) y, últimamente, la posibilidad de elegir diferentes configuraciones gráficas en pos de un mejor rendimiento o una mayor resolución.

La verdad es que si tengo que responder a la pregunta de si las consolas acabarán desapareciendo, la respuesta es (aunque me duela decirlo) que muy probablemente sí. Y si no lo han hecho aún es porque todavía tenemos la opción de comprar y conservar en ellas mucho de lo que disfrutamos en físico y digital pero cuando se conviertan únicamente en un puente entre la empresa proveedora y los usuarios, cuando la potencia ya no sea necesaria para ejecutar los juegos más punteros, dará igual que usemos la consola o cualquier otra cosa. Su existencia, llegado ese momento, dejará de tener sentido.

¿Morirán con ellas sus exclusivos?

No tendrían por qué, siempre y cuando sigan asociados a la compañía dueña de la propiedad intelectual. De este modo, los juegos propios podrían ver la luz de manera exclusiva en la respectiva plataforma online aunque pudieran ser disfrutados en cualquier otro dispositivo. Dicho de otro modo y por poner un ejemplo, los usuarios de Playstation Network jugarían a los juegos de Sony en PC a través de este servicio en lugar de hacerlo desde Steam o cualquier otro servicio genuino de ordenador.

Porque no debemos olvidar que la salida de los juegos en uno u otro sistema se basa actualmente en su posterior adquisición pero, si se juega en “streaming”, las compañías no tienen que adaptarlos sino que los hacen accesibles a través del dispositivo que queramos utilizar, ya sea el PC o cualquier otro que permita jugar. Ese es el objetivo final de la industria y es hacia donde se nos está llevando.

Resumiendo

Yo no creo que los exclusivos vayan a dejar de existir. Lo que sí va a cambiar es cómo nos llegarán, pero mientras las compañías no compartan el trabajo que realizan sus estudios propios podremos seguir refiriéndonos a ellos como hasta ahora. Solo cuando veamos un “Halo” en PlayStation o un “God of War” en Xbox, por poner solo un par de ejemplos, hablaremos de la pérdida de exclusividad sin importar el medio en el que se disfruten.

Hasta que ese momento llegue, si es que lo hace alguna vez, los exclusivos van a seguir ahí haciendo aquello para lo que están pensados, además de para ser disfrutados: influir en la decisión de los usuarios sobre qué plataforma o sistema debe escoger. Eso es algo a lo que, nos guste o no, siempre hemos tenido que enfrentarnos la mayoría. Y por ahora seguirá siendo así.

Deporte, videojuegos, blogs y mucha nostalgia (tal vez demasiada)...

6 thoughts on “Los exclusivos y su futuro

  1. Primero de todo, mis dieses a la imagen de cabecera xD es muy simpática hombre.
    En segundo lugar, coincido totalmente con lo que dices. Los exclusivos son necesarios, son la seña de identidad de una consola, y sin ellos no tendría sentido alguno que hubiera diferentes consolas. Para mí son lo que otorga personalidad y como bien dices, evitan que se monopolice el sector.
    En cuanto al futuro que nos espera, no creo que los exclusivos mueran nunca. Con el tiempo, cuando llegue el apocalipsis y no tengamos más que servicios por streaming, estoy seguro que las compañías seguirán un modelo similar a lo visto en plataformas de series y películas. Es decir, en vez de tener la aplicación de Netflix o HBO, tendrás la aplicación de PlayStation o Xbox, pagarás tu diezmo mensual, y tendrás acceso al contenido. Y si no, al tiempo.
    Buena entrada Emilio, como de costumbre 😀

    1. Esa es la idea que he tratado de desgranar. En efecto, cuando no haya hardware, serán los propios servicios los que dispongan de títulos exclusivos para, como es obvio, llevar a los jugadores a su terreno. Los juegos de consola que ven la luz en PC puede que solo sean un modo de ver qué tan interesado está el público de dicha plataforma en ellos, así que si la cosa va bien lo que harán será lanzar sus servicios en PC (de hecho, Game Pass ya está ahí). Poco a poco se va configurando el mapa de lo que será el mundillo en los próximos años…

      Gracias por pasarte una vez más y comentar el post, Suso. Ah, y me alegra que te haya gustado la imagen, jajajaja…

  2. Creo que soy de los pocos románticos que siguen pensando que las consolas realmente no van a morir… Quizás cambie la forma de consumo, pero me da que aunque sea en la nube, tendremos dispositivos de Sony, Microsoft y demás que muevan dichos exclusivos propios. Por supuesto también tenemos a Nintendo que por ir a su bola, la veo la ultima sumándose al carro y hasta con reticencias, pero bueno…

    En fin, un articulo interesante, aunque no veo mucho la polémica aquí. Un saludo ^^

    1. Mientras sean las máquinas locales las que deban moverlos, obviamente harán falta. Lo malo será cuando ya no sean estas sino otras que hagan de servidores las que cumplan dicho cometido. En ese momento las compañías no tendrán la necesidad de lanzar hardware alguno ni los usuarios de adquirirlo. Los exclusivos se mantendrán en las plataformas online de cada una. Es la única manera, a medio o largo plazo, de que sigan presentes en el mundillo.

      En Nintendo seguirán a lo suyo mientras puedan pero, al igual que al final han pasado por el aro del servicio online de pago, lo harán por el del streaming si es que quieren seguir siendo competitivos. Y si no, pues a vivir de sus viejas glorias, como llevan haciendo años…

      Gracias, Spiegel, como siempre por pasarte por el blog y comentar. Y no, la polémica no estaba aquí. Estará el domingo, en el próximo post, aunque a lo mismo me equivoco y está todo el mundo de acuerdo con lo que voy a plantear pero me da que no va a ser así. Saludos.

  3. Gran artículo.
    Yo siempre he tenido rechazo a la política de exclusividad, siendo solo una herramienta segregaría con la función principal de comprar una u otra consola, lo que te hace razonar como empresa desarrolladora de videojuegos una limitante comercial en ventas, de los mismos, dentro de un mercado objetivo. Pero esta es mi opinión, hay quienes dirán que las exclusivas son un tira y afloja entre empresas o que lo prefieren para tener más consolas en sus muebles. Yo lo veo desde el punto de vista del alcance y de la ganancia relativa.
    Un saludo grande, Crack!!!

    1. En este caso no coincidimos pero es muy bueno exponer diferentes opiniones y puntos de vistas porque se puede obtener nueva información que lleve a cambiar la percepción habitual de un tema concreto. Por ello es importante dar voz al que piensa diferente y yo siempre he procurado hacerlo, máxime con gente que sé que lo hace, al igual que yo, desde su propia experiencia y con sumo respeto.

      Opinad libremente, aquí seréis siempre bienvenidos. Gracias por pasarte y comentar, Cyborg. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top