Cambios en la valoración de los juegos

Cambios en la valoración de los juegos: medallero

Es curioso como una cosa lleva a otra. Veréis, llevo tiempo tratando de expresar mi parecer acerca de la valoración que hacemos de los juegos. Y digo hacemos porque tengo que criticar el modo en el que muchos se expresan al respecto. En este breve post daré mi opinión sobre el tema pero también comentaré, como reza el título y muestra la imagen de cabecera, el nuevo elemento que a partir de hoy concluirá todos los análisis que lleve a cabo y que, por supuesto, también aplicaré a los ya publicados. Pero lo primero es lo primero…

La subjetividad nos puede

No es que haya descubierto nada que no se supiera ya pero cada día lo tengo más claro. Como tantas otras cosas, la opinión que nos formamos sobre un videojuego es algo totalmente subjetivo. Su juicio y posterior valoración vienen dadas por nuestro criterio preconcebido, desarrollado en base a nuestros gustos y preferencias. Por ello me duele, ya que tanto que se habla de acabar con la “guerra de consolas” y de “dejar jugar y disfrutar libremente a cada uno”, que se sigan utilizando términos despectivos aunque sea lo que pensemos.

Porque no debemos olvidar que tras cada juego hay un trabajo, un tiempo invertido en su creación con el objetivo de, además de ser una fuente de ingresos en la mayoría de casos, hacer que quienes jugamos lo pasemos bien e incluso nos emocionemos con la experiencia. Claro está que no todos lo logran o lo hacen en la misma forma pero que algo no sea lo que esperábamos o no entre en nuestros parámetros no significa que debamos despreciarlo ya que siempre habrá alguien a quien le guste.

Por eso me gustaría pedir desde este humilde blog que respetemos no solo las opiniones y gustos ajenos sino también aquello que criticamos. Podemos decir muy bien si nos gusta o no nos gusta, pero ya es hora de ir dejando atrás ciertas expresiones que, creo, no hace falta reproducir porque estoy seguro que sabéis a qué me refiero.

La importancia de las emociones en la valoración de un juego

Como sabéis si me conocéis de hace un tiempo (y si no os lo digo ahora), no me gusta el concepto, todavía existente en muchos sitios, de la valoración numérica final. Y no lo hace porque mucha gente es lo primero que busca, lo primero en que confía, antes incluso de saber qué es lo que el juego ofrece. Craso error porque ese número o nota no refleja la calidad del título sino lo que piensa la persona que lo otorga sobre el mismo.

Por eso mismo siempre me he negado a emplear este sistema u otro análogo hasta ahora, pues durante largo tiempo he pensado que se debía buscar la objetividad en los análisis o, dicho de otro modo, especificar lo que el juego ofrece sin ir más allá. Pero con el tiempo me he dado cuenta de que eso es algo imposible porque para juzgar un juego hay que jugarlo y hacer esto significa vivir la experiencia y, más importante, sentirla. En consecuencia, las emociones son algo ligado de manera intrínseca al análisis, no se pueden obviar y es normal que acaben no solo reflejadas en el texto sino en la opinión final que nos hayamos formado previamente.

El nuevo sistema de valoración: el “medallero” de Retroactual

Así que hoy he decidido dar un paso “de gigante” en este sentido y aplicaré, después de mucho tiempo renegando de ello, un sistema de valoración en el blog. Pero, ojo, no con la intención de deciros si tal juego es bueno o malo. No, este medallero os dirá qué me ha parecido a mí, qué es lo que me ha hecho sentir. En otras palabras, será mi valoración subjetiva, propia, que podréis o no compartir pero quiero que quede claro desde ya que no engaño a nadie. Ni siquiera hablaré de equívocos o errores porque no tengo ninguna verdad. En todo caso, si esta existe, será siempre a título personal. Ahora pasaré a explicaros qué significa cada una de las medallas…

Bronce: esta medalla indica que el juego me ha entretenido sin más. Esto, naturalmente, no es malo ya que es su función principal, pero no habrá significado nada especial.

Plata: El siguiente escalón os dirá que no solo me ha entretenido sino que, además, he disfrutado mucho con él. Seguramente lo suficiente como para repetir ya sea en el momento o en un futuro.

Oro: Aquí entran en juego las emociones, y esta medalla se la otorgaré a aquellos títulos que no solo me diviertan sino que me emocionen. Por que muchos entretienen, no tantos divierten y pocos son los que permanecerán en nuestra memoria, pasen los años que pasen.

Por descontado, puede suceder que el juego analizado no me guste o no me llegue a entretener lo suficiente. En ese caso, el medallero aparecerá vacío, indicando de este modo lo que acabo de mencionar.

Enriqueciendo el blog

Mi manera de trabajar no cambiará por este nuevo añadido que, no obstante, espero que sea de vuestro agrado y se convierta, con el tiempo, en una seña más de identidad del sitio. La idea, como dejé caer al principio, ha surgido sin esperarlo, como una consecuencia de la reflexión que hice antes. Y creo que por eso mismo es por lo que es posible que vaya bien. No ha sido algo premeditado, planeado, sino fruto de la inspiración. ¿Genialidad o fracaso? El tiempo lo dirá. Bueno, el tiempo y vosotros, claro está, que sois en última instancia los que siempre dais o no el visto bueno a mis cosas…

Deporte, videojuegos, blogs y mucha nostalgia (tal vez demasiada)...

4 thoughts on “Cambios en la valoración de los juegos

    1. Yo también lo creo, siempre y cuando se entienda que está basado en mí experiencia y opinión personal. Vamos, que como he mencionado en el post, no es para que alguien piense si el juego es mejor o peor sino lo que me ha parecido a mí. Aun así no creo que no haya algún “despistado” que no se percate de esto, ya veremos…

      A ver si va bien porque tengo intención de mantenerlo. Gracias por pasarte y comentar, Empepinao. Saludos.

  1. Me gusta el nuevo sistema de valoración has decidido implementar, claro y conciso sin entrar en odiosas valoraciones numéricas. Mucho mejor para mi gusto que éstas últimas sin necesidad de encasillar un juego en una nota que al final dice entre poco y nada.
    Pero sin duda, lo que más me ha gustado y debo aplaudir, es la reflexión que haces al inicio de la entrada. Que algo no nos guste no es excusa para utilizar ciertos apelativos despectivos hacia un título. Somos muy libres de expresar nuestra opinión de manera totalmente libre, pero como en todo hay unos límites que no conviene rebasar. No solo porque es un desprecio al trabajo que hay detrás, sino porque es una manera de restarse credibilidad. Hay muchas maneras de decir lo mismo sin necesidad de caer en lo soez (aunque precisamente yo no sea el más indicado para hablar XD) ni despreciar ya no solo el trabajo de alguien, sino los gustos ajenos.
    En fin, no me enrollo más, buen medallero, mejor reflexión. Un abrazo, Emilio.

    1. Me alegra que te haya gustado el nuevo sistema, Suso. Es una forma de decir a la gente lo mucho o poco que me ha gustado un juego. Y si no lo ha hecho o no lo veo merecedor de medalla pues no pongo ninguna y listo.

      Respecto a la reflexión es algo que llevo tiempo ya observando. E incluso tenía un post preparado al respecto pero he decidido borrarlo más que nada porque solo me iba a traer problemas. De hecho, hablar de ello ya me los ha traído pero bueno, al final es lo que hay…

      Gracias como siempre por pasarte y comentar, Suso. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back To Top